Convencida de la gran importancia del empoderamiento femenino como parte medular de una empática e igualitaria sociedad, Argelia Núñez presenta  su primer libro titulado ‘Las reinas no se rajan’ el cual tiene como eje central la resiliencia en torno a distintos temas. 

Preocupada por motivar e impulsar el empoderamiento de la mujer, Argelia Núñez ha abanderado desde su fundación , con su hija Frida Medel Núñez,  Poder Inspira Poder A.C., organización no lucrativa que a través de la inspiración ayuda a mujeres en su búsqueda de la plenitud, a través de su reconstrucción espiritual y fomentando su  productividad por medio de la capacitación y el acompañamiento. 

A través del testimonio que en este libro comparte, Argelia Núñez  dirige  al género femenino un mensaje motivacional, especialmente a las mujeres más vulnerables y violentadas, asegurándoles que sí es posible construir desde el dolor, que sí se puede recuperar la dignidad, ser exitosas, autónomas y madres productivas de una vez por todas.  

“Es un libro para cualquier persona que tiene que elegir entre conmiserarse ante las adversidades o cambiar el rumbo, salir adelante y construir. Quiero que quien me lea tenga una chispa de esperanza y de fe en todas las circunstancias que esté viviendo. ‘Las reinas no se rajan’ es un título fuerte, pero lo puse precisamente porque cualquier mexicano se puede identificar con el título y con las situaciones y quiero que todo el mundo sepa que sí se puede…¡ siempre se puede!”.  

Argelia Núñez es escritora, emprendedora y activista mexicana. LEP Egresada de la Universidad Pedagógica de Durango con especialidad en conducta Psicosocial y maestría  en Administración y alta Dirección por la Universidad Iberoamericana Torreón,   diplomados y capacitaciones nacionales e internacionales  por parte de la OIT. Fundadora y directora general en ANG SPA, líder regional en tratamientos estéticos de alta especialidad, emprendimiento que comparte con su hijo Emerson Medel Núñez. 

RESEÑA 

“La tarde en que mi papá dio la señal para que huyéramos de La Menoreña, nuestro rancho familiar, está grabada en mi memoria como si fuera ayer, en esa tarde que jamás olvidaré, mi vida cambió para siempre…  

Toda esa paz que me había acompañado durante años llenos de amor, desapareció ante mis ojos de niña. Me topé con el dolor que representa huir y perderlo todo, para salvar lo más valioso que en realidad tenemos: la vida.  

A partir de aquel momento, me tocó experimentar por primera vez la incertidumbre. Y… no sería la última, pues también he tenido que lidiar con abuso, violencia física, emocional y discriminación en el trabajo. 

 Y como muchas mujeres en este país, le he hecho frente a esas duras pruebas con dignidad y fuerza; hoy, gracias a ello, soy la mujer en la que me he convertido y no hay vuelta atrás”.  

Previous post CUMBIA MACHINE Y ‘LA FIESTA MÁS GRANDE DE LA CUMBIA’ SE PESENTA EXITOSAMENTE EN SU PRIMER CONCIERTO
Next post LEVANTA TUS PÁRPADOS USANDO DELINEADO DOBLE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.